Saltar al contenido

Qué es Chaos Magick

12/04/2020

”Todas las grandes cosas primero deben llevar una máscara espantosa y monstruosa, para anotarse en los corazones de la humanidad””

– Fredrick Nietzsche-

Las palabras ”Chaos Magic” reverberan con misterio y también intriga. Es bastante seguro suponer que esto fue intencional por la parte de aquellos que originalmente acuñaron el término. Naturalmente, cuando Gerald Gardener se le ocurrió su reconstrucción del paganismo europeo en la década de mil novecientos cincuenta y lo llamó ”brujería”, debe haber sido del mismo modo siendo consciente del efecto que ese término tendría en sus contemporáneos. No hay nada como un toque de lo ”prohibido” si deseas intrigar a la gente.

La etiqueta de ”Chaos Magic” padece de 2 inconvenientes inherentes. Primeramente, las connotaciones ”cyber punk” del término tienden a captar ciertos de esos tipos misántropos que previamente se sentían atraídos por la etiqueta ”Satanista” por razones afines. Lo ven como una suerte de ”Satanismo Lite”, por decirlo así. Esta subclase de humanos acostumbraba a usar el término ”bruja” o bien ”warlock” para describirse a sí mismos antes que el término ”Magia del Caos” entrase en rema, y ”Mago del Caos” suena considerablemente más fresco. Aquellos que una vez podrían haber pintado pentagramas del revés en sus chaquetas de cuero negro y se llamaron a sí mismos ”warlocks” ahora han alterado a estrellas de 8 rayos y se están autoen autollando a sí mismos ”Magos del Caos” en su sitio. Con lo que en vez de abochornar a las brujas o bien a los satanistas, se han llevado a abochornar a los Embrollados en su sitio.

El segundo inconveniente (y más esencial) es que la idea misma de Chaos Magic reta intrínsecamente la descripción. Es personal y experimental por su naturaleza. Aun aquellos que afirman practicarlo son bastante difíciles de delimitar lo que es, fuera de su versión personal. Mas tampoco es sencillamente ”brujería ecléctica”, si bien sus métodos efectivamente son sintéticos. Solo puede ser definido por determinados puntos en común de pensamiento entre aquellos que afirman practicarlo, e inclusive entre aquellos que creían que solo estaban ”haciendo su cosa” y jamás supieron que tenía un nombre.

No tiene magia barreda

Chaos Magic es peligroso, pasmante, lleno de potencial y por ende enormemente contundente. Es ”magia sin restricciones”. La regla es que no hay reglas, aparte de aprender lo que marcha para y emplearlo para conseguir su voluntad, eludiendo quedarse bloqueado en la rutina de hacer todo de exactamente la misma forma todo el tiempo.

En la amenaza y la fascinación del término mismo de ”caos” se halla el poder de la magia del caos. No hay forma de describir con precisión Chaos Magic, más de uno puede describir con precisión el Tao. ”Lo que se puede describir no es el Tao sagrado”, como afirmó el viejo sabio. En cierta forma, supongo que los Magos del Caos son la última ”sociedad secreta”, si bien es inherente a la magia del caos misma, en vez de precisar ser aplicada por juramento o bien decreto.

So por qué razón lleva por nombre Chaos Magic?

Se llama ”magia” en tanto que, como todas las otras formas de Arte de los Magos, busca afectar el curso de los sucesos por medios no normales. Acción a distancia. Acontecimientos que retan la causalidad lógica. Estados perturbados de conciencia. Conocimiento Misterio. Poder. Ecstasy.

Pero, ¿qué lo hace Chaos Magic? (O bien ”magick” – seleccionar su ortografía al gusto.) Si bien puede ser imposible describirlo de manera directa, puedo ofrecer ciertas creencias sobre de qué forma dibujar la distinción.

Uno podría empezar diciendo entre los magos del Caos existe la suposición latente de la naturaleza ”aleatoria” y relativista de la vida, el cosmos y todo. La realidad es estocástica en la naturaleza, o sea, que cada entidad inteligente ‘crea” realidad por su interacción y participación en ella. Estamos a la deriva en un planeta cuántico de inseguridad. La existencia no puede ser totalmente descrita por ninguna de las 2 religiones o bien es sucesor filosófico, ciencia.

Chaos Matemáticas nos enseña que lo que semeja azaroso es en verdad anárquico y tiene un ”orden” más alto que puede ser percibido solo desde una perspectiva suficientemente grande. El caos da sitio a la realidad misma. Asimismo podría dar sitio a la tendencia a que la materia acumule forma y quizás aun inteligencia.

Trates de distancia

Según el Diccionario Oxford English, la palabra ”caos” es de origen heleno. Su significado original era: ”un amplio golfo o bien abismo; el abismo, el espacio vacío, la obscuridad infinita, el primer estado del cosmos. En inglés, esto se refinaba para representar ”el vacío sin forma de la materia principal, el ‘gran profundo’ o bien ‘abismo’ del que evolucionó el universo o bien la estructura del universo”. La interpretación moderna popular de la palabra como homónimo de ”trastorno” es un desarrollo reciente y algo ilusorio. Tanto el orden como el desorden son en sí manifestaciones del Caos Primigenio. El significado original tenía más en común con lo que los místicos orientales llaman el Tao. Creo que esto no es en lo más mínimo casual.

Só que los caosismes llamamos a esta conectividad primaria ”Caos” en vez de ”Dios” o bien algún otro nombre tradicional para quitar cualquier idea antropomórfica de algo que es tan plenamente anti-humano para retar la entendimiento — cuando menos por medios intelectuales.

Trama tras el nombre es que muchos de los conceptos de la Teoría del Caos moderno pueden percibir interpretación metafísica. Por poner un ejemplo, está claro que múltiples sistemas ocultos tienen muchos factores en común. En la Teoría del Caos, hay algo llamado “atractor extraño”, cierto género de congruencia que brota en cualquier sistema turbulento. Matemáticamente hablando, sencillamente representa determinados rangos de números que tienden a caer en un conjunto de reciclaje de valores interminablemente recesivos cuando se aplican ciertas fórmulas.Como en general se visualiza, se trata de un gráfico tridimensional (2 ejes espaciales que representan el plano complejo, más un eje de color) del valor de la función iterada fc(z) a z-2+c, donde z y c son complejos. Esto genera el ahora renombrado conjunto de imágenes de Mandelbrot.

¿Qué hace que sea más que un simple juego aritmético es que cuando se deja que las computadoras se maniven sin fin por medio de los cálculos, brotan algunos patrones geométricos que tienen un sorprendente semejante a nuestras percepciones de múltiples fenómenos del planeta real. Al acercarse a áreas particulares del plano complejo, se producen muchas peculiaridades visuales fascinantes, con semejanzas con la apariencia de cosas como el remolino de agua y las costas escarpadas. Por tanto, se puede usar como herramienta para hacer predicciones (en un caso así, de qué manera se comportarán los sistemas turbulentos), lo que lo eleva al campo de la ciencia , donde se conoce apropiadamente como activa no lineal.

Un buen ejemplo de un extraño atractor en el planeta físico es un vórtice; dadas las condiciones convenientes, brotará en corrientes de aire, agua corriente, tormentas de polvo, cualquier cosa, desde la Gran Mácula Roja de Júpiter hasta el remolino en su drenaje de bañera. Mas con independencia del medio, un vórtice siempre y en todo momento aceptará un patrón similar

Para aplicar este término a lo escondo, pongamos que cualquier ”sistema’ mágico dado es el medio en el que brotarán determinados patrones (prácticas, conceptos, fórmulas, etcétera) — atractores extraños — que van a ser sorprendentemente afines entre sí.

En términos mágicos, un extraño atractor sería, afirmemos, proyección astral, o bien centros de energía alineados durante la columna vertebral. O bien la interacción con inteligencias no corporales (dioses, diablos, espíritus, etcétera) Una suerte de patrón que siempre y en todo momento semeja surgir con independencia del conjunto de opiniones particular que va así como las técnicas reales. Dentro de ellos están los ”atractores extraños” que pueden ser cosechados del cenagal del simbolismo anticuado y puestos a usar por el mago canny.

Los magos dechaos procuran estos elementos comunes entre sistemas supuestamente diferentes como pistas de un factor latente que puede ser desposeído de su simbolismo superfluo si se quiere y se pone a usar de manera directa con cualquier conjunto de símbolos escogido. La pretensión es descubrir las técnicas prácticas que subyacen a las trampas externas y (uno aguardaría) transformar el simbolismo en una expresión personal del Arte. Chaos Magic ha aplicado conceptos artísticos como el postmodernismo y la deconstrucción al estudio de lo escondo, y ha conseguido ciertas ideas notables, particularmente la idea de que todos y cada uno de los sistemas mágicos tradicionales son sociológicamente derivados y culturalmente sesgados. Esto no es una acusación, sino más bien sencillamente un reconocimiento de los hechos. Los dioses están fallecidos. Larga vida a los dioses.

Creidad y metacresíncia

Para refererir a un escritor, Peter Carroll: ”Si deseas una definición de una línea con la que la mayor parte de los caosistas no estarían en disconformodidad, entonces ofrezco lo siguiente: Los caosistas normalmente admiten la meta-creencia de que la creencia en sí es solo una herramienta para conseguir efectos; no es un fin en sí mismo”

Mecreencia es un término esencial en Chaos Magic. Es la idea de que la creencia no es más que un estado anímico, y como tal, puede ser manipulada por la voluntad. La creencia es un estado sicológico que puede ser de manera deliberada auto-manipulado, si bien tiene el poder de dar forma a nuestra realidad, y en ocasiones la realidad de otras personas asimismo. Es el medio, no el fin; el vehículo, no el destino.

En el teatro de la magia, Ray Sherwin escribió: ”El mago [del caos] no cree nada en el sentido de tener fe. Experimenta prácticamente para determinar si existe algún valor en los postulados que ha producido o bien tomado prestado de otros lugares. Es un hecho que todos debemos sostener ciertas opiniones orgánicas en interés de la conveniencia. Todos piensan que las sillas en las que están sentados son reales.la mayoría de las veces. No obstante, esto no es un proceso mental, sino instintivo o bien orgánico sin el que la vida sería imposible”. Este nivel de creencia no es lo que la meta-creencia se refiere a. Más bien, se refiere al nivel de creencia alcanzado por el actor del procedimiento, en ocasiones referido en el sentido invertido como ”suspensión de la incredulidad”’

La práctica de la metaconcreción proporciona una libertad terrible y una horrible responsabilidad. Practicar Chaos Magic implica la adopción temporal de un sistema de opiniones obsesiva que deja la posibilidad de magia para conseguir efectos concretos, y después el abandono de ese sistema de opiniones al acabar la obra. Los sistemas de opiniones siguientes, e inclusive contradictorios, se adoptan por su parte por ser que la necesidad o bien el deseo pueden dictar. Para hacer esto (y no volverse absolutamente desquiciado) es de máxima importancia que ningún conjunto particular de opiniones sea admitido como en último término cierto.

Relatividad

Este rechazo del absolutismo ética, más que cualquier otra cosa, explica la siniestra reputación de La magia del caos en el ocultismo moderno. Prácticamente todos los renacimientos precedentes de la filosofía oculta, con independencia de su reputación pública, han sido maniacos en el momento de proclamar su ”verdad” y sus ”altos estándares morales”. Gerald Gardner, en su “revival” de La magia, elaboró prácticamente doscientos “leyes” morales para regir las actividades de sus seguidores, que hoy luchan una batalla sin fin para persuadir al planeta de su benevolencia. Alister Crowley y sus sucesores han sacado remansos de prosa defendiendo la máxima telémica de ”Haz lo que vas a ser toda la Ley” como un sistema de moralidad ‘mayor’. Si lo es o bien no está fuera de sitio.Chaos Magic evita el inconveniente por completo; no hay dogma para adoctrinarte en estándares morales ”buenos” o bien ‘positivos” ya antes de conseguir los detalles de la técnica. Cuando practicas Chaos Magic, debes escoger por ti lo que (si hay algo) es bueno o bien malo.

En consecuencia, Chaos Magic es magia sin restricciones. La magia del caos no es un sistema nuevo, ni un rehash de sistemas viejos, ni ningún género de sistema. Es una nueva actitud. Es una forma diferente de ver el Arte de la Magia, como una expresión del Arte sobre todas las otras consideraciones. Como tantos artistas, Chaos Mages tienden cara una actitud de elitismo, puesto que gran parte de la creación del Arte es la busca de la excelencia, y el orgullo en uno mismo y en las creaciones cuando se consigue la excelencia. Una actitud elitista (siempre que esté equilibrada con la compasión y no descienda a la intolerancia) es perdonable en el Artista, en tanto que sin ella ninguna gran obra de arte se efectuaría.

Alguna vez afirmará que un sistema de magia sin un sistema de moralidad adjunto para regir su empleo es ”peligroso”. Aunque es un hecho que algunos tipos misántropos podrían aprovechar la libertad de expresión mágica inherente a tal enfoque y utilizarla en menoscabo de sus semejantes humanos, semejantes caminos asociado siempre y en toda circunstancia hallarán una forma de producir una cantidad igualmente miseria a el resto, así sea que practiquen magia o bien no. Son muy inteligentes de esa forma.

Chaos Magic no es ”nuevo”, por el hecho de que cada viejo adepto que alguna vez golpeó en su camino herético estaba, de hecho, respondiendo a la llamada del Caos. Mas en el momento en que un sistema medra fuera de cualquier camino, cuando se escriben libros sagrados, cuando los rituales, los modales y las moralidades están precriptos para ”los seguidores”, ha dejado de ser Magia del Caos. Es solo empujando a nosotros mismos en una extremidad que nos hallamos con la Corriente del Caos, y tocan la chispa que hace que la magia sea una realidad.

Lo no obstante, no es tan simple como sencillamente aferrarse a lo que suceda para pegar su fantasía. Bits y pedazos de múltiples y distintos rituales viejos y estructuras de opiniones, kludg juntos por un individuo dado y moldeados en un ”sistema”, si bien uno personal, tampoco es Magia del Caos. La creencia encerrada está encerrada en la creencia. Es mucho más esencial ser libre de empujar el sobre que ser ”correcto” — o bien aun consistente. Caos Magic no es sencillamente una mezcla reelaborada de viejas tradiciones mágicas con nuevas etiquetas de tendencia.

apostmoderna

En términos culturales, Chaos Magic se puede describir como la vanguardia de la práctica esotérica occidental. En contraste a sus predesesores, implica más espontaneidad y evita un marco recio de rituales y procedimientos. Asimismo explora las técnicas del chamanismo y la hechicería, algo que la mayor parte de las tradiciones mágicas occidentales siempre y en toda circunstancia han tendido a rehusar como ser ”debajo” de ellas. Está influido por muchas tendencias culturales modernas, como el ciber punk, el postmodernismo y la deconstrucción. Trata de integrar muchas de las teorías actuales en la ciencia y la filosofía como la física cuántica, sincronio y, como es natural, la teoría del caos con fenómenos ocultos. Aun hay influencias de la historia oculta, como Alister Crowley, Austin Osman Spare, Taoism, Tibetian Buddhism, muchas formas de chamanismo nativo e inclusive de determinados escritores de ciencia ficción y fantasía, como H.P. Lovecraft, Michael Moorcock, Terry Pratchett y William Gibson.

Chaos Magic como se define generalmente hoy día deriva primordialmente del trabajo de Austin Osman Spare y Peter J. Carroll. (Véase el capítulo sobre Historia para más detalles.) Los dos rechazaron la mayoría de la práctica mágica tradicional por ser innecesariamente difícil, culturalmente intolerante y en general ineficaz, y miedosas de las poderosas mas peligrosas técnicas de hechicería y chamanismo. Los dos asimismo estimaban que la enseñanza oculta tradicional se preocupaba considerablemente más por dar un sistema de moralidad que cualquier otra cosa, haciéndolas realmente religiones. Spare fue el primero en dibujar la conexión entre la magia y (en su tiempo) el parcialmente nuevo campo de la sicología, liberando la práctica oculta de la necesidad de una visión religiosa del planeta. Carroll, así como Sherwin, creó las Illuminates of Thanateros (IOT) y también procuró asimismo integrar los conceptos de Teoría del Caos y Mecánica Cuántica con lo escondo y lo paranormal.

Debido a estas influencias, Chaos Magic es quizá el primer género de magia ritual que no se aproxima al tema como un arte viejo. La magia no precisa ser trasmitida de los viejos adeptos para ser ”real”. En cambio, Magic es algo con lo que se debe probar y progresar. Casi todos el resto sistemas (no los llaman ”tradiciones” para nada) aceptan que ”Los Viejos Maestros” ya descubrieron todos y cada uno de los secretos de la magia hace bastante tiempo, y todo cuanto los pobres modernos podemos aguardar hacer es recobrar un destello de las glorias del pasado. Esta actitud anticuaria ha obstruido por desgracia el desarrollo del Arte de la Magia desde la caída de la ciudad de Roma.

Chaos Magic se distingue todavía más de los ”sistemas” del pasado por su enfoque. Ve la magia ritual como psicodrama, en vez de veneración. Como tal, es bastante afín al sistema Stanislavsky de Acción de Métodos. Uno define esmeradamente el papel que uno decretará a lo largo de un ritual mágico (incluyendo como una parte del ”carácter” una creencia en la existencia de la magia misma) y, rodeado de un ambiente favorezco para ese papel, se lanza a una actuación tan inspirada como uno puede reunir. Si se consigue un nivel suficiente de meta-creencia, se abren las puertas a la magia eficaz.

Como un actor de procedimiento, un Mago del Caos busca evitar la realidad rutinaria y suspender la incredulidad.Para esto emplea las herramientas del actor: ambientación, vestuario, accesorios, palabras, sonidos, y singularmente lo que Stanislavsky llamó memoria sensible. Cualquier experiencia poderosa y transformadora se puede usar para aprovechar la memoria sensible, incluyendo el sexo, el dolor, la confusión, la alegría, el desazón y el éxtasis, singularmente en combinaciones paradójicas.

La puerta de entrada a la magia

Las técnicas de Chaos Magic son aplicadas por el mago para inducir y emplear un estado mental que llamamos gnosis. Esta aplicación del término es afín al significado usado por los tantristas, donde la psique discursiva es cortocircuitada y la pretensión del mago puede ser impresa en el flujo cuántico del cosmos. Aun el instante más breve de gnosis, alcanzado en un punto en el que ”las puertas están abiertas” y la voluntad se está encauzando mediante la psique subconsciente, puede ser suficiente para generar un resultado mágico.

Los magos dechaos emplean sigilos (pretensiones mágicas que se han transformado en glifos simbólicos o bien mantras), técnicas rituales de cualquier fuente, singularmente originales, y instrumentos de cualquier cultura escogida para formar un espacio mágico, una zona autónoma temporal en la que se puede dirigir la psique subconsciente. Gnosis es la puerta de entrada a la magia eficaz. Es el instante de la atemporalidad, el estado de trance mágico donde la psique interacciona de forma directa con la conectividad causal del cosmos.

El ritual es esencialmente un mapa de la subconsciencia, y por ende puede ser útil como guía en el camino que uno ardería en su mente. No obstante, los rituales precriptos, de forma conjunta con artimañas como ”libros de sombras”, ”libros sagrados”, ”publicaciones en la clase A” y afines, se inventan exactamente para resguardar a la operante del Caos. Resumiendo, siempre y en todo momento hay espacio para los nuevos métodos de Chaos Magic, mas ninguno para los sistemas Chaos Magic.

Tao, Zen y deconstrucción

Filosóficomente, Chaos Magic guarda un semejante con el taoísmo, salvo por la actitud de quietismo del taoísta y pasivamente. El éxito depende de la aniquilación del ego, con lo que hay mucho en común con las escuelas budistas Nagarjuna y Madhyamaka, y quizás todavía más con la escuela Nyingmapa del budismo tibetano. Un examen de los rituales Chod de los budistas tibetanos generará pistas valiosas sobre la formulación de ritos efectivos del Caos. El efecto de un koan budista zen en la psique discursiva es un pequeño sabor de lo que busca un Mago del Caos.

La práctica de Chaos Magic puede ser desestabilizadora, por el hecho de que está desarrollada para deconstruir la creencia. Del mismo modo que las drogas psicodélicas, puede trastocar drásticamente tu realidad. Con lo que no es por los escrupulosos, o bien para aquellos que temen lo que avizora en su ser más profundo, pues es de esos profundos que el Mago del Caos forja sus dioses y diablos.

Los conceptos dualistas como magia ”blanco” o bien ”negro” no se pueden aplicar a Chaos Magic, cuando menos no en el sentido de ser bueno o bien malo. La magia es una fuerza, como el electromagnetismo, y no tiene cualidades morales inherentes. Peter Carroll escribió en Liber Null, ”Los resultados finales de cualquiera de los 2 caminos seguramente no sean diferentes, puesto que los caminos se hallan de una forma que es imposible de describir. El llamado “camino medio”, o bien camino del conocimiento, consistente en la pura adquisición de ideas de segunda mano, no es una disculpa para no hacer nada y no lleva a ninguna parte”. Como resultado, los Magos del Caos tienden a empujar los extremos, encontrando el equilibrio balanceándose de un polo a otro, en vez de buscar ”moderación

”.

Tragedy y Comedia

Antes éticamente neutrales, Chaos Magic seguramente no sea para aquellos que todavía no han llegado a un código bien desarrollado de moral personal. En verdad, la mayor parte de los magos del Caos, si bien no todos, se definirían a sí mismos (si se sostienen a punta de pistola) como magos ”negros” o bien por lo menos ”gris”, mas no como lo definen aquellos que ven el lado obscuro de la existencia como sencillamente malo. Si su magia es ”negro”, es por el hecho de que se encarga de lo que es obscuro y escondo, y extraído del abismo primigenia del Caos. Las personas sin estándares éticos de ningún género tienden a la ocasional aniquilación de todas formas. La práctica mágica del caos solo acelera el proceso, por norma general acaba de una forma o bien otra de insensatez increíble. Mas no procures En La Magia del Caos para otorgar guía ética. Si uno quiere eso, sencillamente ha de ser buscado en otro sitio.

S asimismo es magia que no se atreve a tomarse demasiado de verdad. Chaots’ son normalmente conocidos por tener un sentido del humor bien desarrollado, y esto se expresa de forma frecuente en su trabajo mágico, desde invocaciones simuladas-serias de Bugs Bunny como un dios zahorí, hasta la práctica de acabar cada liturgia con una ronda de risas rugientes. Si bien el humor puede tender cara lo satírico, hay un sinnúmero de diversión auténtica en lo que una gracieta gigante es el cosmos realmente, y lo entretenido que puede ser reír junto con él.

Política y Religión

En los últimos tiempos, el ocultismo ha estado ligado en buena medida a la preferencia política. La mayor parte de la gente requiere algún género de marco sobre el que colgar sus creencias y preferencias, lo que hace que una mezcla de magia y política en un sistema holístico sea considerablemente más atrayente que la política por sí misma. Los sistemas mágicos emergentes de la actualidad, como Thelema y el neo-Paganismo, son populares exactamente por el hecho de que combinan una creencia social y política con una consideración mágica de la realidad. Le da a su política un ”propósito superior”. La política, el arte de manipular a el resto a fin de que se ajusten (o bien por lo menos reconozcan el predominio de) un conjunto particular de valores culturales, no guarda relación con Chaos Magic.Caos Magic expone la insensatez de la política mostrándonos que todos y cada uno de los sacrificios para poner orden en esta dimensión son en último término inútiles. Los intentos de organizarse en torno a estructuras de opiniones fijas son intentos de acrecentar la certidumbre de la existencia. Esto es anti ético al término del Caos, donde la creencia es espontánea, en tanto que la fuerza de la vida es espontánea y la evolución misma es espontánea.

Y, en todo caso, un conjunto mágico sobrepotizado es sin variación es espeificado y también inútil de hacer en frente de los veloces cambios en la conciencia que pueden acontecer en el conjunto, singularmente cuando su conciencia se desarrolla como contestación a consideraciones espirituales y mágicas. ¿De qué forma podemos aguardar con seriedad que un sistema que combina magia y política sea algo más que drásticamente inestable? Esta es la razón por la cual casi todos los intentos de ”pagan eco-política”, ”espiritualidad feminista” y otros de esos cruces han sido descalabros tan sombríos, apenas levantando un golpe en la pantalla del radar cultural ya antes de disolverse en cisma y lucha infighting.

Se diferencia, se puede decir que la religión y la Magia del Caos son esencialmente incompatibles. El uno limita, el otro libera. El uno requiere que el intelecto sea retorcido para acomodar un sistema de opiniones absurdas precripto y adherirse a él perpetuamente, el otro adopta con libertad sistemas de opiniones absurdas de su elección y para sus propósitos — y después los destroza. La religión — y la mayor parte de los sistemas mágicos son y siempre y en toda circunstancia han sido fundamentalmente de naturaleza religiosa- requiere una sola mentalidad para todas y cada una de las personas, para todos y cada uno de los tiempos, en todas y cada una de las circunstancias. Chaos Magic demanda principios personales y flexibles de creencia; en otras palabras, meta-creencia. La religión requiere que determinados pensamientos y acciones se clasifiquen como buenos o bien malos. Caos Magic procura comprender y abrazar todos y cada uno de los aspectos de la existencia, con valor ética para ser juzgado solo por el individuo.

Por tanto, Chaos Magic no se preocupa por objetivos místicos tan informes como lograr Nirvana, hallar tu Auténtica Voluntad o bien cruzar el Abismo, cuando menos no de manera directa. Si quiere venerar a la Diosa o bien comulgar con su Beato Ángel Guardián, haría mejor en buscar en otro lugar; el neopamanismo moderno ofrece un amplio smorgasbord de distintas amalgamas de religión y magia, desde Wicca hasta Thelema, desde las Fraternidades de luz blanca hasta la Iglesia de Satanás. El propósito de Chaos Magic es desarrollar técnicas mágicas prácticas, que creen cambios reales y perceptibles conforme la voluntad del mago. Esto no se restringe a los efectos físicos externos, sino asimismo (y quizá lo más esencial) incluye operaciones diseñadas para trastocar la mente del mago de formas profundas, sino más bien en formas que el mago ha escogido o bien quiere explorar, en vez de de forma preordenada. La ”estructura” de Chaos Magic, si se puede decir que aun tiene una, es una no estructura. Es apasionadamente no jerárquico. Caos Magia es anarquía mágica, mas en el auténtico sentido de la palabra – es magia sin líderes.

Sembrando el Vacío

Con la magia del caos, el principio es que puedes probar cuanto quieras como quieras; este es el asumiron los Caosistas ”Haz lo que vas a ser toda la Ley”. En consecuencia, depende de dónde y en qué momento, y con lo que se implica a sí mismo.

En resumen, Chaos Magic es Chaos Magic. No es una nueva religión, ni es solo un nuevo sistema mágico. No es un ”sistema” en lo más mínimo. No solicites a otros que lo definan por ti en términos sociológicos, políticos o bien religiosos. Si bien pueden ser capaces de edificar un dogma que tenga sentido, no va a tener nada que ver con Chaos.

O como Fats Waller lo afirmó cuando se le preguntó sobre la naturaleza del Jazz: ”Si debo explicártelo, jamás lo vas a saber!”

Chaos, siendo Caos, no tiene atributos salvos. Esto deja la complicad de describirlo, pues no es un ”it”. Chaos Magic es un portal no dualista, que ha confundido aun a aquellos que ”se originaron” por ser tan multifacioso que su desarrollo siempre y en todo momento avanzará en direcciones impredecibles. Caos Magic siempre y en todo momento medrará con independencia de cualquier fuente. Absolutamente nadie puede ”enseñar” que Chaos Magic. Emulando a Austin Spare, ”Todo lo que un profesor puede hacer es mostrarte tu magnificencia”. Con lo que todo cuanto puedo aguardar hacer con esta escritura es atraerte a proseguir tu camino. Solo señalo mi dedo a la luna; debe viajar allá mismo.

Chaos Magic es una extensión alén de nuestra realidad y alén de los sistemas tradicionalistas. Llamarlo un ”sistema” sencillamente resalta la trampa en la que caen los humanos cuando precisan conceptuarse. Si uno no está seguro de de qué manera proceder, y no tiene experiencia en magia en lo más mínimo, uno está seguro de localizar en la dificultad y pluralidad de caminos tradicionales una mezcla de métodos que se adapte a su naturaleza. No obstante, cuando o bien ha perfeccionado sus talentos en estos sistemas probados, el próximo paso ha de ser el Vacío y el preciso desarrollo de metodologías originales — que es el corazón de la Magia del Caos, y lo que impulsará el Arte del Mago cara el siglo veintiuno, libre al fin de las restricciones y supercherías del pasado.

Esta nueva forma de practicar el Arte de la Magia es lo más libre posible de todo dogma ética, una forma solamente orientada al descubrimiento personal. Dado a que la práctica tiene como propósito digerir y después superar los enfoques dualistas limitados de la magia que nos ha marcado las tradiciones y encadenamos al pasado, es por su naturaleza alén de nuestra entendimiento, y alén de nuestra capacidad de pronosticar qué dirección va a tomar.

Pero su interfaz es Chaos, con lo que por acuerdo popular, ”Chaos Magic” es su nombre. Y se puede describir más concisamente en las palabras de Hassan-Il-Sabbah: ”Nada es cierto.Todo está tolerado.’

Copyright mil novecientos noventa y ocho, mil novecientos noventa y nueve por Joseph Max. Todos los derechos protegidos.

http://www.boudicca.de/max4-y también.htm