Saltar al contenido

¡Todo sin ningún sentido! – Foros de discusión mágicos

13/02/2020

Primeramente, permítanme decir esto, el próximo material no debe tomarse en la regla “Idea Cristiana” y las formas estándar en que se aplican esas ideas. Yo no tengo ningún inconveniente con la creencia cristiana. No obstante, les solicito que no transformen este hilo en un enorme golpe religioso. La manera en que se supone que el tema que voy a publicar se interpreta es de una forma práctica, rutinaria y también intelectual. No trato de empujar la idea de ne cierto poder superior, con lo que entra en esta lectura con el proceso de pensamiento de aplicar estas Escrituras de la Sagrada Escritura a ti como individuo. Pues aun si desacreditas plenamente las Sagradas Escrituras, aún tiene buenos consejos…

El libro de Eclesiastés semeja empezar con solo despojos, raves y desvaríos de un hombre desquiciado, mas la línea entre el genio (en un caso así la sabiduría) y la insensatez puede ser en verdad delgadísima.

Primer, veamos ciertas cosas que el rey Salomón consideró inútiles.

Ecclesiastes Capítulo 1: Versículos 1- 11

1 Las palabras del Profesor, hijo de David, rey en Jerusalén:
dos “¡Sin ningún sentido! ¡Carece de sentido!”
afirma el Profesor.
“¡Sin sentido
Todo carece de sentido.”
tres ¿Qué gana el hombre de su labor
en el que se trabajas bajo el sol?
cuatro Vienen las generaciones y las generaciones van,
mas la tierra continúa por siempre.
cinco El sol sale y se pone el sol,
y se apura nuevamente a donde se eleva.
seis El viento sopla cara el sur
y vira cara el norte;
ronda y vuelta va,
jamás retornando en su curso.
siete Todos y cada uno de los riachuelos desembocán en el mar,
no obstante, el mar jamás está lleno.
Al sitio del que vienen los riachuelos,
allá retornan nuevamente.
ocho Todas y cada una de las cosas son agotadoras,
más de lo que se puede decir.
El ojo jamás tiene suficiente de ver,
ni el oído su relleno de audición.
nueve ¿Qué ha sido nuevamente,
lo que se ha hecho se va a hacer de nuevo;
no hay nada nuevo bajo el sol.
diez ¿Hay algo de lo que se pueda decir
“Mira! ¿Esto es algo nuevo?
Ya estaba acá, hace mucho tiempo;
estaba acá ya antes de nuestro tiempo.
once No hay recuerdo de los hombres de otrora,
e inclusive los que están por venir
no va a ser recordado
por los que prosiguen.

Ahora, deténgase y considere estos versículos en los que Salomón habla de de qué forma todo es total y totalmente sin ningún sentido. De qué forma nuestro planeta semeja repetirse continuamente en ciclos monótonos de la naturaleza, el olvido y el desvarío de nuevas ideas. Ahora es Solomon diciendo todas y cada una estas cosas, mas ¿por qué razón? Lo más desquiciado es que prosigue diciendo todavía más que aun la sabiduría carece de sentido.

Ecclesiastes Capítulo 1: Versículos doce-18

12 Yo, el Profesor, fui rey sobre Israel en Jerusalén. trece Me dediqué a estudiar y explorar por sabiduría todo cuanto se hace bajo el cielo. ¡Qué pesada carga ha puesto Dios sobre los hombres! catorce He visto todas y cada una de las cosas que se hacen bajo el sol; todos carecen de sentido, una prosecución tras el viento.
quince Lo que se retorce no se puede enderezar;
lo que falta no se puede contar.
dieciseis Pensé: “Mira, he crecido y aumentado en sabiduría más que cualquiera que haya regido Jerusalén delante de mí; He experimentado mucha sabiduría y conocimiento”. diecisiete Entonces me apliqué a la entendimiento de la sabiduría, y asimismo de la insensatez y la insensatez, mas aprendí que esto asimismo es una prosecución por el viento.
dieciocho Pues con mucha sabiduría viene mucho dolor;
cuanto más conocimiento, más dolor.

Solomon, el hombre que le había pedido a Dios que le conceda esta sabiduría, ¡ahora lo llama sin ningún sentido! ¿No es esto blasfemia? Salomón sigue diciendo que el placer asimismo carece de sentido. Procuró animarse con vino, edificó muchos grandes edificios, y no se negó nada de lo que su ojo vio, mas tras todo esto, aún llegó a una conclusión:

Ecclesiastes Capítulo 2: 11

11 No obstante, cuando inspeccioné todo cuanto mis manos habían hecho
y lo que había hecho para conseguir,
todo carecía de sentido, una prosecución del viento;

Desitar conforme la vida de Salomón prosiguiera, que empezó a querer las cosas que Dios le había dado cada vez menos. Para él una sensación de abominar la vida empezó a medrar dentro de él cuando se percató de que todo carecía de sentido, sencillamente una prosecución por el viento.
Salomón aun afirma esto sobre su sabiduría:

Ecclesiastes 2: Versículo 16
dieciseis Por el hecho de que el sabio, como el necio, no va a ser recordado por mucho;
en los días venideros los dos van a ser olvidados.
¡Como el estúpido, el sabio asimismo debe fallecer!

Sivera, pese a estas palabras, emociones y pérdida supuestamente negativas en la creencia que Salomón expresa en el primer capítulo de Eclesiastés es sencillamente hacernos meditar. Quizás los 2 primeros episodios están destinados a mostrarnos que aun para el hombre más sabio, las cosas de este planeta son inútiles. ¡La carencia de sentido de todo, la sabiduría, el placer, la sabiduría/folly y el trabajo son plenamente inútiles para nosotros! Solo deténgase y considere los versos, nada es nuevo, ningún sitio para explorar! ¡Aun los sabios deben fallecer en algún instante como el estúpido! Todo es como perseguir el viento, ir tras y también procurar ver, capturarlo y aprovecharlo por completo, mas siendo imposible hacerlo.

Por ahora, todos seguramente crean que Salomón estaba más desquiciado que sabio, mas estoy acá para sosegarlos, no fue una insensatez que estuviese escribiendo en este libro. Quizás, solo quizá, Solomon verdaderamente tenía un auténtico control de lo que era la sabiduría. Tras toda su indulgencia, defectos y lecciones de vida, quizá se dio cuenta de algo que nuestra sabiduría usual no puede.Lo que se apuntó, es el hecho de que todo es verdaderamente sin ningún sentido pues no hacemos ninguna de estas cosas que tienen significado para nosotros en nuestro tiempo, sino más bien en el de Dios.

Ecclesiastes 3: 1- 14
¿Un tiempo para todo
1 Hay un tiempo para todo,
y una temporada para cada actividad bajo el cielo:
dos un tiempo para nacer y un tiempo para fallecer,
un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar,
tres un tiempo para matar y un tiempo para curar,
un tiempo para derruir y un tiempo para edificar,
cuatro un tiempo para plañir y un tiempo para reír,
un tiempo para plañir y un tiempo para danzar,
cinco un tiempo para diseminar piedras y un tiempo para recogerlas,
un tiempo para abrazar y un tiempo para abstenerse,
seis un tiempo para buscar y un tiempo para rendirse,
un tiempo para sostener y un tiempo para tirar,
siete un tiempo para desgarrar y un tiempo para arreglar,
un tiempo para guardar silencio y un tiempo para charlar,
ocho un tiempo para querer y un tiempo para aborrecer,
un tiempo para la guerra y un tiempo para la paz.
nueve ¿Qué gana el trabajador con su trabajo? diez He visto la carga que Dios ha puesto sobre los hombres. once Ha hecho todo bello en su tiempo. Asimismo ha puesto la eternidad en el corazón de los hombres; no obstante, no pueden entender lo que Dios ha hecho de principio a fin. doce Sé que no hay nada mejor para los hombres que ser felices y hacer el bien mientras que viven. trece a fin de que todos coman y tomen, y hallen satisfacción en su trabajo, este es el don de Dios. catorce Sé que todo cuanto Dios hace pervivirá para siempre; nada se puede incorporar a ella y nada tomado de ella. Dios lo hace a fin de que los hombres lo veneran.
quince Lo que sea ya haya sido,
y lo que va a ser ha sido antes;
y Dios va a llamar al pasado a dar cuenta. [a]
dieciseis Y vi algo más bajo el sol:
En el sitio del juicio — La maldad estaba allá,
en el sitio de la justicia — la maldad estaba allá.
diecisiete Pensé en mi corazón,
“Dios juzgará
tanto los justos como los inicuos,
por el hecho de que va a haber un tiempo para cada actividad,
un tiempo para cada escritura.”
dieciocho Asimismo pensé: “En lo que se refiere a los hombres, Dios los prueba a fin de que vean que son como los animales. diecinueve El destino del hombre es como el de los animales; exactamente el mismo destino les espera a ambos: Como uno muere, de esta forma muere el otro. Todos tienen exactamente la misma respiración; el hombre no tiene ninguna ventaja sobre el animal. Todo carece de sentido. veinte Todos van al mismo lugar; todos proceden del polvo, y para el polvo todos retornan. veintiuno ¿Quién sabe si el espíritu del hombre se eleva cara arriba y si el espíritu del animal [c] baja a la tierra?”,
veintidos Con lo que vi que no hay nada mejor para un hombre que gozar de su obra, pues esa es su suerte. ¿Quién puede traerlo para poder ver qué va a pasar después de él?

Para mí personalmente, esta es una poesía muy preciosa inspirada por Dios y puesta en papel por Salomón. En esos versículos mienta de un modo o bien otro prácticamente todo cuanto había llamado previamente sin ningún sentido, mas afirma que hay un tiempo para ellos. No obstante, si verdaderamente carecen de sentido, ¿de qué manera pueden tener un tiempo, de qué manera puede haber un tiempo para todo?

Ccl Capítulo 3: once-14

11 Ha hecho todo precioso en su tiempo. Asimismo ha puesto la eternidad en el corazón de los hombres; no obstante, no pueden entender lo que Dios ha hecho de principio a fin. doce Sé que no hay nada mejor para los hombres que ser felices y hacer el bien mientras que viven. trece a fin de que todos coman y tomen, y hallen satisfacción en su trabajo, este es el don de Dios. catorce Sé que todo cuanto Dios hace pervivirá para siempre; nada se puede agregar a ella y nada tomado de ella. Dios lo hace a fin de que los hombres lo veneran.

Solomon agrega significado al planeta diciendo que El, y que en un caso así Dios hizo todo precioso en su tiempo. ¿De qué forma sabemos de qué manera es un día? Como afirma el versículo, El es el que puso la eternidad en nuestro corazón y no podemos empezar a imaginar todas y cada una de las cosas que ha hecho. Salomón asimismo proclama que aun en todo nuestro trabajo, que esto es un don de Dios, y que todo cuanto Dios hace pervivirá por toda la eternidad. Todo carece de sentido para nosotros pues carecemos de la sabiduría para poder ver el auténtico propósito tras todo esto, Dios no nos da todas y cada una estas cosas sencillamente para hallar la realización dentro de ellos, nos las da para añadir a nuestra veneración y veneración de El.

Y en lo que se refiere a todo cuanto carece de sentido en la muerte, en lo que se refiere a si los humanos y los animales aguardan o bien no exactamente el mismo destino con su muerte, la sabiduría se halla aun en esos versículos. No podemos ver las cosas que nos pasan tras nuestra muerte. Nuestros espíritus no volverán a ver lo que ha pasado después de nosotros. No obstante, creo que la sabiduría que Salomón trata de cruzar acá es la sabiduría que viene sencillamente en el destino. La sabiduría en la voluntad, el propósito y el instante de Dios nos da a todos significado, en esta vida y en la próxima.

Paráah